Make your own free website on Tripod.com

PEDOFILIA EN EL INTERNET

            A los pedofilos no se les llama de ésta manera cuando se trata de investigación de ofensas en el Internet.  Se les llama “preferential sex offender” como es su término en inglés.  Esto para no confundirlo con cualquier tipo de diagnóstico de salud mental.  De esta manera se evita algún tipo de problema en corte.  En realidad el uso de la palabra “pedofilia” se limita al minimo cuando se trata de ofensores on-line (en-linea).

Generalmente el uso de una computadora para facilitar interacción con niños como víctimas o para traficar pornografía infantil, usualmente require de inteligencia sobre el promedio y buenos medios económicos.  

            En  los casos de investigación de ofensores por Internet se han clasificado dos tipos de ofensores.  El primer tipo es el “Dabbler”.  Por lo general el “Dabbler” es un adolecente buscando pornografía.  En otros casos puede ser un adulto curioso con nuevo acceso a la pornografía o un criminal buscando lucrarse de la misma.  El otro tipo de ofensor que se puede encontrar on-line es el “Preferential offender”.  Puede ser un individuo con una amplia variedad de desviaciónes sexuales o con un interés exclusivo en la pedofilia.  Éste tipo de ofensor, a pesar de que tiene muchos gustos sexuales se va a enfocar primordialmente en los niños o niñas.  Generalmente va a hostigar a sus victimas discretamente.

            Aunque no sea lo más común tambien existen los llamados “Ofensores miscelaneos”.  Éstos pueden ser reporteros, bromistas o ciudadanos preocupados.  Los reporteros, quienes erroneamente creen que pueden traficar pornografía infantíl como parte de la exposición noticiosa.  En el caso de los bromistas éstos disceminan información falsa o incrimante para abochornar a su blanco de bromas sucias.  Por último, los ciudadanos preocupados son los qu,e por iniciativa propia o por sugerencia de la misma ley, conducen sus propias investigaciónes sobre el problema.

            Una medida que se ha implementado para tratar de descubrir los ofensore en el Internet son los registros de computadoras que en inglés se les llama “search warrants”.  Éstas ordenes varían dependiendo del comportamiento del individuo.  Si la persona que está de incógnito tratando de averiguar que cierto individuo es un ofensor potencia,l podría hacer un registro de la computadora sin una orden.  Cabe decir que éste registro no se hace a sabiendas del sospechoso, ésto se hace desde otra computadora sin que el individuo investigado se de cuenta.  Ésto se hace para no perder un  posible ofensor.  Fuera de esto las ordenes deben tener autorización de un juez como cualquier otra orden de registro. 

            Según Julia Wilkins autora de “Protecting our childs from Internet smutt” dice que la mejor manera de que los niños y los adultos no caigan bajo la mirada de un ofensor o encuentren pornografía que no quieren ver, es la educación.  Expresa que los peligros de los que se habla en el internet son exagerados.  En ésto hay bastante razón ya que uno no ve lo que no quiere y toda la pornogrfía que ésta en el Internet no está totalmete accesible.  

            El autor de “Child molesters on the internet: Are they in your home?”, dice lo contrario.  Bob Trebilcock expresa que sin saber nada de Internet pudo llegar a una página donde habían fotos de niños y niñas desnudas y comentarios de quienes las postean en el Internet.  Algo que encontre muy débil sobre su ponencia es que el dice que sin saber nada de computadoras o Internet encontro este lugar, pero me hace pensar lo contrario que supo que alt.sex.incest era lo que debía escribir para encontrarlo.  Así que no era tan ingnorante como predicaba.

            La mayoría de los estudios y experimentos sobre el Internet y sus comunidades han sido manipulados por los investiagdores.  En adición a esto los medio de comunicación tambien exageran todo, será para causar que los ratings suban o quizás para causar una histeria colectiva y tener control sobre la sociedad.  Un ejemplo de esto es una investigación que efectuo una estudiante de Carnegie Mellon University.  Ésta estudiante dijo que en el internet habían alrededor de 80,000 imagenes pornográficas al alcance de cualquiera (para 1997).  La revista Times se encargo de ponerlo en primera plana y crean un pánico instantaneo.  Un senador republicano llamado Charles Grassley se encargo de hacer lo mismo en la casa de las leyes y quería que hasta se implantara un chip detector de pornografía en las computadoras.  El descenlace de todo esto, la investigación era falsa y le senador y la revista Times quedaron mal ante los ciudadanos.

            Ésto demuestra que no nos debemos dejar de llevar de rumores.  Lo único que nos va a sacar de éste atolladero de ignorancia es una buena educación.  Si educamos a los pequeños, cuando crezcan o cuando estén frente a las computadoras no serán manipulados fácilmente por la información o personas inescrupulosas que se encuentren allí.

            En Puerto Rico no se ha sabido de ningún caso de abuso on-line o por lo menos no se sabe de ninguno reportado.  Ésto no quiere decir que por que aquí no haya ocurrido nada vamos a pasar la situacón por alto, como tendemos a hacer con las cosas que no nos interesan.  Luego cuando ocurren andamos lamentandonos y tomando medidas drásticas para resolver.

La pedofilia existe en el Internet por que se le hace mucho más fácil a un ofensor llegar a su victima de forma sutíl y sin tener que hacer mucho esfuerzo.  Tambien por el factor anonimidad.  Es la razón de mayor peso de la existencia de esta y otras conductas en el Internet. 

Los ofensores por computadora tiene un escudo protector en el Intenet, ya que se pueden infiltrar en muchos lugares y hacer muchas cosas sin que sean atrapados, juzgados o tan siquiera acusados.